El presente artículo busca orientar a los armadores que desean explotar buques en el territorio venezolano.

Para que un buque pueda navegar, no solo es necesario que sea físicamente apto para hacerlo, sino que además debe estar al día con los documentos que exige la ley.

Primero que nada, es imprescindible que el buque en cuestión, cualquiera que sea su clasificación o dimensiones, posea bandera venezolana, para lo cual debe estar inscrito en el Registro Naval Venezolano (RENAVE).

Una vez inscrito en RENAVE, es necesario solicitar la Patente de Navegación, Licencia de Navegación o Permiso Especial Restringido, dependiendo del arqueo que posea el buque. Estos documentos son los que acreditan la nacionalidad venezolana del buque en cuestión. Para ello, es necesario presentar al INEA los siguientes documentos:

Si el buque está inscrito a nombre del propietario registral:

a. Copia del certificado de arqueo del registro original o anterior.

b. Copia del documento de solicitud de la anulación del registro anterior, de ser este el caso.

c. El documento que acredite la propiedad sobre el buque.

Si el buque está inscrito a nombre de un arrendatario a casco desnudo o financiero:

a. Copia del certificado de arqueo del registro de origen.

b. Documento de suspensión temporal del registro de origen anterior, que haga constar que el buque será suspendido del registro de origen, mientras dure su registro en la República Bolivariana de Venezuela (conocido también como “Suspensión de Bandera”).

c. Copia del contrato de fletamento a casco desnudo o de arrendamiento financiero.

d. En caso de ser persona jurídica deberá presentar acta constitutiva y estatutos actualizados de la compañía, debidamente registrados.

e. En caso de ser persona natural, copia de la cédula de identidad.

.

Adicionalmente, los buques mayores a 150 UAB deben llevar a bordo los siguientes documentos:

1. Patente de Navegación.

2. Certificado Internacional de Arqueo.

3. Certificado Internacional de Francobordo.

4. Cuaderno de Estabilidad sin Avería.

5. Certificado de Tripulación Mínima.

6. Certificado Internacional de Contaminación por Hidrocarburos.

7. Libro de Registro de Hidrocarburos.

8. Plan de Emergencia por Contaminación de Hidrocarburos.

9. Títulos y demás documentos exigibles de toda la tripulación.

10. Certificado Internacional de Gestión de la Seguridad.

11. Rol de Tripulantes.

12. Cualquier otro certificado que establezca la ley según el tipo de buque de que se trate.

Todo buque de arqueo bruto mayor de ciento cincuenta unidades (150 AB), inscrito en el Registro Naval Venezolano, debe tener a bordo; un ejemplar del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Marinas y Actividades Conexas y las demás leyes, reglamentos y convenios internacionales que, dependiendo de su destinación, les señale la ley; un Diario de Navegación y Puerto y un Diario de Máquinas, aprobados por el Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos. Estos diarios para ser habilitados, deben estar firmados por un Capitán de Puerto, o en su defecto por una Autoridad Consular competente.

.

Los buques entre 5 UAB y 150 UAB deberán llevar a bordo:

1. La Licencia de Navegación.

2. El Certificado de Arqueo Nacional.

3. El rol de tripulantes, de ser el caso.

4. La lista de pasajeros, de ser el caso.

5. El Certificado de Tripulación Mínima, de ser el caso.

6. Los certificados que de acuerdo con el tipo de buque, le correspondan.

7. Un solo libro en el cual se registren los acaecimientos correspondientes a los Diarios de Navegación y Puerto y de Máquinas, a consideración del propietario o armador.

8. Un ejemplar del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Marinas y Actividades Conexas y las demás leyes, reglamentos y Convenios Internacionales que, dependiendo de su destinación, les señale el reglamento respectivo.

9. Los demás que le exija la ley.

.

Por último, los buques menores a 5 UAB deberán llevar a bordo:

1. La Licencia de Navegación.

2. Los certificados que de acuerdo con el tipo de buque, le correspondan.

Comments are closed.