Bulk carrier

Artículo tomado de la página de London Maritime Arbitration.

Ver publicación original: https://www.lmalegal.co.uk/la-limitacion-de-responsabilidad-de-las-reglas-de-la-haya-no-es-aplicable-a-la-mercancia-a-granel/

A propósito de la feria BreakBulk que va a celebrarse a finales de este mes de mayo en Bremen, hemos recibido una nota de The Baltic Briefing en referencia a una Sentencia del Court of Appeal de Inglaterra y Gales que resuelve la cuestión de si la limitación de responsabilidad prevista en las Reglas de la Haya puede aplicarse a este tipo de mercancía.

En concreto, las Reglas de la Haya hablan de limitación de responsabilidad por “unidad”. En concreto el artículo cuarto punto quinto dice:

“El porteador y el buque no serán responsables en ningún caso de las pérdidas o daños causados a la mercancía… por una suma que exceda de 100 libras esterlinas por bulto o unidad… a no ser que el valor de esas mercancías hayan sido declarados por el cargador antes de su embarque y que esa declaración haya sido anotada en el conocimiento de embarque”.

Los hechos que rodean esta disputa no difieren de las muchas que se producen en nuestro sector: un armador disponente acepta fletar su buque, el MT Aqasia, a un fletador, en un transporte en el que a la llegada a destino, se descubren una serie de daños. El armador los acepta, pero intenta como de costumbre aplicar esa limitación de responsabilidad que le ofrecen las Reglas de La Haya. La limitación era aquí importante, pues de una reclamación de 367.836USD se rebajaban a unas cincuenta mil libras esterlinas.

Una vez en juicio, el fletador argumentó que la limitación no era aplicable a la mercancía a granel, en bulk, mientras que lógicamente el armador intentó por supuesto aplicarla y beneficiarse de ella.

La clave estuvo en la interpretación que del termino “unidad” y “bulto” hizo el juzgado londinense, por cuanto consideró que la palabra “unidad” se refería a una unidad física a ser transportada y no a una unidad de medida. Del mismo modo, apuntó que “bulto” y “unidad” se usaban conjuntamente, en el mismo sentido, sugiriendo que ambas se referían a ítems físicos y no unidades de medida.

El armador apeló la sentencia al Court of Appeal, donde Lord Justice Flaus confirmó la sentencia de primera instancia: la palabra “bulto” es claramente una unidad física y no de medida, y la palabra “unidad” por lo tanto, al ser usada de forma conjunta a “bulto”, no puede sino ser interpretada del mismo modo: se refiere a una unidad física, inexistente cuando la mercancía se transporta a granel, y no una unidad de medida, que sí podría por supuesto determinarse en un transporte a granel.

Por lo tanto, se ha confirmado que cuando transportamos mercancía a granel, y el Charterparty está sujeto a Ley inglesa, el armador, si bien podrá aplicar el resto de protecciones que le ofrecen las Reglas de La Haya, no podrá hacer valer la limitación de responsabilidad.

Una decisión que sin duda no será encajada del mismo modo por armadores que por interesados en la carga, pero que en todo caso ayuda a clarificar la situación en este tipo de disputas tan comunes en nuestro sector.

.

Autor:

Dr. Miquel Roca

Socio Director

LMA Legal, Londres.

www.lmalegal.co.uk

mroca@lmalegal.co.uk

Twitter: @miquel_ro

Comments are closed.