Plataforma petrolera

El presente artículo es un extracto del trabajo titulado “Consideraciones Generales de la Explotación de Hidrocarburos Costa Afuera”, escrito por nuestro Director General, Rubén Darío Bolívar C. y publicado en el libro de las VII Jornadas Aníbal Dominici en Homenaje a Luis Cova Arria (2015), págs. 255-290.

En Venezuela existe un sistema jurídico  dual para la regulación del desarrollo de actividades de exploración, explotación, refinación, industrialización, transporte, almacenamiento, comercialización, conservación de los hidrocarburos, así como lo referente a los productos refinados y a las obras que la realización de estas actividades requiera, es decir, la llamada cadena de valor de los hidrocarburos, atendiendo a si se trata de hidrocarburos líquidos (petróleo) o gaseosos (gas no asociado y el asociado a la explotación de petróleo), contenidas en la Ley Orgánica de Hidrocarburos (LOH) y la Ley Orgánica de Hidrocarburos Gaseosos (LOHG) respectivamente.

Ahora bien, la LOH establece en su artículo 9°:

Las actividades relativas a la exploración en busca de yacimientos de los hidrocarburos comprendidos en esta Ley, a la extracción de ellos en estado natural, a su recolección, transporte y almacenamiento iniciales, se denominan actividades primarias a los efectos de esta Ley. De conformidad con lo previsto en el artículo 302 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, las actividades primarias indicadas, así como las relativas a las obras que su manejo requiera, quedan reservadas al Estado en los términos establecidos en este Decreto Ley.

Las denominadas actividades primarias indicadas en este artículo, deberán ser ejecutadas por el estado, bien sea directamente o mediante empresas de su exclusiva propiedad, así como en empresas mixtas celebradas con otros entes públicos o privados donde tenga una participación mayor del 50% del capital social, de conformidad con el artículo 22 ejusdem. Las empresas dedicadas a las actividades primarias serán empresas operadoras.

Por otro lado, la LOHG establece en su artículo 2:

Las actividades de exploración en las áreas indicadas en el artículo anterior, en busca de yacimientos de hidrocarburos gaseosos no asociados y la explotación de tales yacimientos; así como la recolección, almacenamiento y utilización tanto del gas natural no asociado proveniente de dicha explotación, como del gas que se produce asociado con el petróleo u otros fósiles; el procesamiento, industrialización, transporte, distribución, comercio interior y exterior de dichos gases, se rigen por la presente Ley y pueden ser ejercidas por el Estado directamente o mediante entes de su propiedad o por personas privadas nacionales o extranjeras, con o sin la participación del Estado, en los términos establecidos en esta Ley. (Subrayados nuestros).

Se trata obviamente de un tratamiento jurídico distinto en términos de participación privada, y que atiende a las características y particularidades propias del negocio petrolero y del negocio del gas.

Ahora bien, en adición al título que la legitima para desarrollar actividades primaria , la operadora, según los artículos 2, 22 y 23 de la LOHG, debe obtener las autorizaciones regulatorias emitidas por las diferentes instituciones del Estado, a partir de la fase en que se encuentre el proyecto correspondiente, y es que al momento de desarrollar un plan de exploración y explotación de hidrocarburos costa afuera, se contempla la perforación de tres tipos básicos de pozos: de exploración (para confirmar la existencia del recurso); de delineación (para determinar las características y dimensiones del yacimiento, y de desarrollo (para la fase de explotación). los permisos requeridos más relevantes son los siguientes:

  • Aprobación del Plan de Explotación por parte del Ministerio del Poder Popular de Petróleo y Minería (MPPPM)*.
  • Autorización del ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela a través de la Oficina de Soberanía, Límites y Asuntos Fronterizos.
  • Permisos de Trabajo del personal extranjero a bordo, emitido por el Ministerio del Poder Popular del Interior, Justicia y Paz.
  • Permiso de Afectación de Recursos Naturales Marinos y Submarinos emitido por el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente** (MPPAMB).
  • Permiso para el manejo de los Ripios de Perforación, en ejecución de la política “Cero Descarga”. (MPPAMB).
  • Permisos para pruebas, perforación y completación de pozos (MPPAMB).
  • Permisos para la instalación de equipos y facilidades submarinas y tuberías (MPPAMB).
  • Permisos de estudios geofísicos y geotécnicos para desarrollo de ingenierías (MPPAMB).
  • Autorización del Ministerio del Poder Popular para la Defensa y coordaniación con la Guardia nacional Bolivariana, ZODI, REDI, SAR, etc.
  • Aviso a los Navegantes emitido por la Dirección de Hidrografía Nacional.
  • Coordinación de mecanismos de seguridad con la Armada Nacional Bolivariana (Comando de Guardacostas, Circunscripciones Navales, etc.),
  • Servicio de Hidrografía, Oceanografía, Meteorología y Cartografiado Náutico.
  • Coordinación con el Instituto Socialista de Pesca y Acuicultura.

*El MPPPM es actualmente el Ministerio del Poder Popular de Petróleo.

** El MPPAMB es actualmente el Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas.

.

Autor:

Rubén D. Bolívar C.

Director General

Bolívar & Alvarado, Abogados

El presente artículo tiene fines meramente informativos y de ninguna manera debe tomarse como aviso legal. En caso de requerir asesoría jurídica, favor contactarnos vía teléfono, redes sociales o correo electrónico.

Comments are closed.