Language / Idioma: English English Spanish Spanish
valores

Nuestra sociedad tiene un elevado sentido de la importancia de los valores humanos e institucionales, y estamos consustanciados con muchos de ellos en el día a día de nuestra práctica laboral y social, otorgándole principal relevancia a los siguientes:

Justicia. La justicia es el fin último del Derecho. Es el primer concepto que enseñan en las escuelas de derecho de casi todo el mundo.

Ya en la antigüedad, en plena vigencia del Imperio Romano, el jurisconsulto Ulpiano definía “Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi; «La justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada quien lo que le corresponde». En efecto, los preceptos o mandatos del derecho son: «honeste vivere, alterum non laedere et suum quique tribuere”. “Vivir honestamente, no hacer daño a nadie y dar a cada uno lo que le corresponde”.

Y es la búsqueda constante de ese altísimo concepto que en Bolívar & Alvarado, Abogados actuamos en nuestras actividades profesionales, en nuestra relación con nuestros clientes y demás usuarios de nuestros servicios, con los representantes y miembros del sistema judicial y demás instituciones auxiliares, y con nuestras contrapartes.

 Integridad. Viene del vocablo latino integritas o integratis, que significa totalidad, virginidad, robustez y buen estado, y se deriva del adjetivo integer, que significa intacto, entero, no tocado o no alcanzado por un mal. Creemos que  la integridad es la suma superior de muchos valores como la honestidad, lealtad, la ética, rectitud, honradez, nobleza, respeto y fraternidad, todas éstas altísimas virtudes cuya práctica reivindicamos en nuestra organización.

Responsabilidad: En Bolívar & Alvarado, Abogados procuramos siempre atender a nuestros clientes y relacionados con amplio sentido profesional, satisfaciendo sus necesidades con profundo sentido de la responsabilidad, acompañándolos de manera oportuna, con probidad, empeño y dedicación.  "Quien elige una carrera como la de abogado a ella tiene que entregarle el corazón".
Ángel Ossorio y Gallardo, jurisconsulto español.